cicCartuja Centro de Investigaciones Científicas de la cartuja

Don Antonio Paneque Guerrero, un pionero discreto

El pasado día 25 de febrero, a la edad de 92 años, murió Don Antonio Paneque, que dejó una huella imborrable en el Instituto de Bioquímica Vegetal y Fotosíntesis, el Centro Mixto del CSIC y la Universidad de Sevilla que ayudó a fundar y al que sirvió hasta su jubilación como Profesor de Investigación del CSIC. A Don Antonio, en los últimos años de su vida le había abandonado la memoria. La última vez que lo vi y me reconoció fue en el funeral de Efre su mujer, su inseparable compañera de toda la vida. Fue también la única vez que vi a Don Antonio verdaderamente abatido.

 

El Prof. Paneque con el Prof. Losada

Don Antonio Paneque se licenció y doctoró en Química por la Universidad de Sevilla. Ya avanzada la década de los 50 del siglo XX, siendo Profesor Adjunto de Química Orgánica, en vez de seguir una trayectoria más o menos cómoda y previsible en la Universidad española de la época, Don Antonio tomó una decisión audaz. Cambió de área de investigación para dedicarse a la Bioquímica, una ciencia que ya había cosechado grandes logros a nivel internacional, pero que era aún incipiente en España. Para ello se incorporó al grupo del Prof. Daniel Arnon en la Universidad de California en Berkeley, uno de los grandes centros de excelencia de la Bioquímica en ese tiempo. En esta Universidad, en la que se acababa de desentrañar la ruta cíclica de fijación fotosintética del dióxido de carbono –por la que Calvin recibió el premio Nobel en 1961–, Don Antonio participó activamente en descubrimientos trascendentales del proceso de la fotosíntesis, cuyo complejo mecanismo se estaba descifrando en esos momentos. Fue allí donde coincidió con el Prof. Manuel Losada, con quien ya compartiría su trayectoria científica.

 

Nombramiento como Honoris Causa del Prof. Daniel I. Arnon por la Univ. de Sevilla

De vuelta a España, Don Antonio se incorporó primero al Centro de Investigaciones Biológicas de Madrid y, a partir de 1967, se trasladó a Sevilla, con la creación del Departamento de Bioquímica de la Universidad Hispalense, que es el origen del actual Instituto de Bioquímica Vegetal y Fotosíntesis. En estos años Don Antonio participó en el desarrollo de la línea de investigación sobre la asimilación fotosintética del nitrógeno, una línea que dio lugar a contribuciones de extraordinaria relevancia, que se publicaron en revistas internacionales del máximo prestigio. Fueron los tiempos de la fundación de la Sociedad Española de Bioquímica, de la que Don Antonio era el socio número 3. Fueron, por tanto, los tiempos de los pioneros de la Bioquímica en España, a la que supieron dar un aire de modernidad en abierto contacto con la ciencia que se hacía fuera de nuestras fronteras, algo decisivo para el extraordinario auge que ha tenido la Bioquímica en el ámbito científico español. 

D. Antonio con vaios investigadores del IBVF en el año 1968

Don Antonio fue muy poco amigo de las tareas de gestión, siempre prefirió el trabajo en el laboratorio. Por ello, su contribución a la formación científica de las promociones de bioquímicos que salieron del Departamento de aquellos años fue ingente. Para esta tarea estaba especialmente dotado porque fue una persona afable y tolerante, que supo crear una atmósfera cordial en su entorno. Él mantuvo siempre su aire inconfundible de engañosa formalidad, la corbata perfectamente anudada, la bata siempre puesta. Con ese aire formal miraba comprensivo y divertido los cambios de aspecto y de formas de pensar de las nuevas generaciones que se incorporaban al Departamento, con las que se mostró tan receptivo. A mí me cabe el honor de ser uno de esos discípulos, ya que Don Antonio fue el director de mi tesis doctoral. Sé por ello el recuerdo indeleble que deja su entrañable figura en todos los que pasamos por su laboratorio, la inolvidable 108.

En el devenir de los centros de investigación tiene una importancia decisiva el efecto fundador. Los que nos incorporamos después ya somos partícipes de una determinada idea, de una forma de hacer investigación, que permanece de forma intangible con el paso del tiempo. Aquel Departamento de Bioquímica se benefició de la extraordinaria figura científica y calidad humana de Don Antonio Paneque, con el que el actual Instituto de Bioquímica Vegetal y Fotosíntesis tendrá siempre una enorme deuda de gratitud.

Francisco Javier Cejudo Fernández
Director del Instituto de Bioquímica Vegetal y Fotosíntesis

 

 


Actualidad

19 diciembre 2023

Celebrada la entrega de Premios cicCartuja Ebro Foods 2022

Javier Castillo Seoane ha sido el ganador del premio cicCartuja Ebro Foods del año 2022 que alcanza ya la decimotercera edición.


22 noviembre 2023

Jesús Angulo, nuevo presidente del GERMN

El investigador del IIQ, ha sido elegido nuevo presidente del Grupo Especializado de Resonancia Magnética Nuclear de la RSEQ


3 noviembre 2023

Celebramos la Semana de la Ciencia 2023: Café con Ciencia y Jornadas

Durante esta semana, el martes 7 de noviembre, se celebrará el Café con Ciencia y el jueves 9 la Expo del Premio cicCartuja a Futuros Científicos


26 julio 2023

Algas y cianobacterias, una simbiosis esencial en los océanos

El grupo de Enrique Flores, junto a Rachel A. Foster, de la S.U., y Mercedes Nieves-Morión, trabajando en ambos laboratorios, indaga en esta simbiosis.

Categoría: cicCartuja IBVF

5 julio 2023

Gran acogida en la celebración del Simposio IBVF 2023

Durante los días 29 y 30 de junio tuvieron lugar estas jornadas donde los grupos han presentado sus resultados más relevantes.

Categoría: IBVF

26 junio 2023

El IIQ participa en un proyecto europeo en la lucha contra el cáncer

El proyecto GlyCanDrug implica 8 líderes académicos europeos entre los cuales está el Grupo de Jesús Angulo

Categoría: cicCartuja IIQ

26 junio 2023

Jesús Campos, 2023 Organometallics Distinguished Author Award Winner

El investigador del IIQ ha sido reconocido con este galardón por la American Chemical Society

Categoría: cicCartuja IIQ